¡Gracias, Sampedro!

Los hombres sabios tampoco se van nunca… los Maestros nos dejan su esencia. Sampedro, lo “conocí” en su faceta de “economista”, siendo yo estudiante de Economía, pero lo que me fascinó y cautivó fue su faceta humanista, el hombre, el indignado, el escritor, el pensador… Son tantos sus libros…  La Sonrisa Etrusca y La Vieja Sirena me marcaron por su arrolladora sensibilidad. Sampedro, un Maestro lúcido del que seguir aprendiendo. ¡GRACIAS POR TANTO!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s