Tiempo de otoño

Lo sepamos o no; lo creamos o no, somos parte de la Tierra y, como ella, entramos en tiempo de otoño. Nuestros cuerpos sienten el cambio de luz, de temperatura, los vientos que nos zarandean, las primeras aguas que nos mojan tras el tórrido verano. Solo se trata de sentir con la Tierra, de soltar lo que ya amarillea; de dar gracias por los frutos que maduran. Y no resistirnos, dejar que todo siga su curso. La Tierra sabe, nuestro cuerpo también…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s