La frase más oída

En cualquier sitio, en el bar, en el supermercado, en una esquina… la frase más oída estos días es «por fin acabaron las Navidades» y la respuesta que sigue «Gracias a Dios». Que contradicción, no? Precisamente gracias a ese «Dios», celebramos las dichosas Navidades que más allá de cualquier celebración religiosa se ha convertido, o siempre lo fue, en una exaltación del consumismo: comida, bebida, regalos, salidas, familia… y todos quedamos bien «hartos» de todo y de todos. Sólo los niños la disfrutan… Podríamos inventar un carnet de «A salvo de las Navidades» a todo aquél que se haga «mayor» y quiera solicitarlo… Uno para mí, por favor, por ambas cosas, y por algunas más…

YA somos Asociación de Economía Ecológica en España

El lunes 20 de diciembre, la Red de Economía Ecológica en España (EcoEcoEs) adquirió personalidad jurídica, convirtiéndose en Asociación. A partir de ahora se abre un periodo, más ilusionante si cabe que el anterior, en el que entre todos seguir fomentando y difundiendo la Economía Ecológica que, en vistas de lo que hay, buena falta hace… (más información en www.ecoecoes.es).

«Un mundo de gente rentable»

Hace tiempo que me ronda en la cabeza la relación entre la economía y docencia. ¿Qué explicamos en las aulas universitarias? ¿Qué estamos haciendo como docentes? ¿Que responsabilidad tenemos? La parcelación del conocimiento ha llegado a las aulas, ofreciéndose hoy unos programas cada vez más «mercantilizados», en el sentido de producir un «mundo de gente rentable», tal como se publica hoy en Público.

Ese el el titular del artículo que hace que un domingo como hoy merezca la pena leer la prensa. Martha Nussbaum afirma en su libro «Sin fines de lucro» que se está enseñando al estudiante las herramientas para ser introducido mecanicamente en el mundo mercantil pero se le está privando de la capacidad intelectual y del pensamiento crítico y de reflexión.

Me pregunto, ¿hasta qué punto la idea de este reduccionismo de las humanidades en las aulas y la hiper-especialización derivada de la mano dura impuesta por «el mercado» tiene una relación directa con el reduccionismo impuesto por la Economía Neoclásica? ¿Qué papel podemos desempeñar los Economistas Ecológicos dedicados a la enseñanza univesitaria? ¿Qué responsabilidad tenemos en todo ello? Un camino apasionante por recorrer…

¿Es la Economía Ciencia?

Pollock ha escrito un interesante artículo, haciéndose esta pregunta: ¿Es la Economía Ciencia? Creo que antes de hacernos esta pregunta, tal vez convendría preguntarse ¿qué es la economía?, ¿hay una sola economía?; ¿qué es la ciencia?

Sin entrar ahora mismo en la profundidad que el tema merece y aportando únicamente una idea, me planteo  que desgraciadamente, la parcelación del conocimiento y el reduccionismo del mismo, lleva a pensar (generalmente de una manera inconsciente, o tal vez, demasiado «consciente») en «una Economía», la Neoclásica, una Economía con mayúsculas, una única economía. Pero también existe la Economía Ecológica. Dos formas de entender la realidad completamente diferentes.

Por otro lado, por ciencia podemos entender la ciencia normal (Kuhn) o la ciencia posnormal (Funtowicz y Ravetz- 1993. “Science for the Post-Normal Age”, Futures 25: 739- 755). También dos formas de entender la «ciencia» completamente diferentes.

¿Tiene sentido entonces la pregunta planteada por Pollock?  ¿No nos estaremos limitemos el avance en el conocimiento desde las propias preguntas planteadas?

La ceguera de la docencia en Economía

The Economist publicó el 17 de septiembre unas interesantes reflexiones sobre cómo la crisis puede afectar a la docencia en Economía. Dichas «reflexiones de grandes economistas» no tienen desperdicio e invito a todos los que tengan interés por el tema a leerlas directamente. Simplemente, como muestra un botón: Gilles Saint-Paul, profesor de economía en la Universidad de Tolouse, afirma con rotundidad que la crisis debería suponer algunos ajustes en la docencia en Economía (prestar mayor atención al credito bancario)  pero sin suponer un cambio de paradigma.

¿Y después siguen preguntando qué qué podemos aportar desde la Economía Ecológica y la Ecológica Política? Por un cambio de paradigma YA, en las bases teóricas, conceptuales y metodológicas. Y sobre todo, en la Docencia.

Inauguración MDES 2010-11

El próximo martes 2 de noviembre inauguramos el Master en Desarrollo Económico y Sostenibilidad a las 17.00 horas en el aula 4 del Edificio 3 de la Universidad Pablo de Olavide. La Comisión Académica presentará el programa del curso, las normas aplicables y se pondrá a disposición de los estudiantes toda la información requerida.

«Educación para una independencia en el pensar»

Hace tiempo que me ronda la cabeza escribir sobre Universidad, Docencia y Economía. Una manera de resaltar los cambios tan necesarios en las aulas de nuestra universidad. Una manera de reivindicar la imperiosa necesidad de enseñar a pensar a los estudiantes, de dignificar la figura del profesor universitario como alguien que piensa y que siente. Una manera de dignificar la Universidad y la Libertad de Pensamiento.

Esta idea siempre está ahí, va y viene; no soy capaz de plasamarla aún en un papel pero me ronda y me ronda. Y hoy, buscando, como siempre, encuentro una maravillosa frase de Einstein: «Para ser un individuo válido, el hombre (y yo añadiría, y la mujer) debe sentir intensamente aquello a lo que puede aspirar… Dar importancia excesiva y prematura al sistema competitivo y a la especialización en beneficio de la utilidad, segrega al espíritu de la vida cultural (…). Para que exista una educación válida es necesario que se desarrolle el pensamiento crítico e independiente de los jóvenes, un desarrollo en peligro continuo (…). La enseñanza debe ser tal que pueda recibirse como el mejor regalo y no como una amarga obligación». (Publicado en el New York Times, 1952).

¿Sistema competitivo?, ¿especialización? ¿utilidad?… Nos suena, ¿verdad?

¿Pensamiento crítico e independiente de los jóvenes? ¿La enseñanza como regalo? Ojalá nos sonara…

EcoEcoEs_Un regalo en la Finca La Algaba (Ronda)

Para todos los que iniciamos esta aventura de la Red de Economía Ecológica Española, la Finca La Algaba tiene un significado especial. Es donde nació esta idea, dónde unos pocos creímos que merecía la pena lanzarnos a difundir la Economía Ecológica en España, y el maravilloso entorno de la Finca y la dulzura y el buen hacer de María ayudaron a que esta ilusión tomara cuerpo.

Ahora, cuatro años despues, volvemos a la Finca La Algaba. Buscamos nuevamente ese entorno para renovar aquella ilusión. El objetivo no es otro que regalarnos dos días de reflexión pausada, un privilegio que no todos tenemos. Merece la pena pensar y hacerlo con tranquilidad y serenidad. El orden del día (si se le puede llamar así) es simplemente un papel «abierto» a las ideas y sugerencias de cada uno de nosotros. No vendrán todos los que quisieran pero todos los miembros, tanto los que vayamos como los que no, pueden hacer todas las aportaciones que deseen.

Si quieres más información puedes entrar en la pestaña de ACTIVIDADES de este mismo Blog.

¡¡LA RED SOMOS TODOS!!

A %d blogueros les gusta esto: